Energe

Energía renovable, una realidad en Argentina.

La visualización de un helicóptero sobre volando el cerro Aconcagua a 4500 m de altura, haciendo llegar un equipo de energía solar, se parece a una imagen cinematográfica. Pero no fue ficción, sino el proyecto concretado hace unos años por Energe, empresa B argentina que brinda soluciones sustentables a necesidades energéticas.

IMG-20170126-WA0008

El origen de esta faraónica acción se remonta a diez años atrás. Bajo el escenario de las aulas de la facultad de Ingeniería de la Provincia de Mendoza, Alexis Atem, Sebastián Pérez y Leonardo Scollo, amigos, ingenieros industriales y ex investigadores de la Universidad Nacional de Cuyo y del CONICET, comenzaron a planificar cómo “ofrecer soluciones energéticas al alcance de todos los argentinos y que, de esa manera, cualquier persona pueda contribuir al cuidado del medioambiente, de modo de bajar la dependencia de los combustibles fósiles y generando ahorro”.

Un primer prototipo fue el puntapié inicial para un camino lleno de avances y crecimiento. El apoyo conseguido en el programa Incubadora de Empresas (UNCuyo) y del INTI los ayudó en los comienzos. Pero lo que les permitió expandir el proyecto hasta convertirlo en negocio fue ganar INNOVAR, el Concurso Nacional de Innovaciones, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en la categoría de Producto Innovador.

Más tarde la empresa también aplicó a la línea ANR CT-I del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), instrumento perteneciente a la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica cuyo objetivo es ayudar a las empresas a identificar y solucionar retos tecnológicos que afecten a su competitividad. A través del fondo, los fundadores de Energe contaron con el asesoramiento de consejeros tecnológicos externos para la realización de un diagnóstico y evaluación de las capacidades tecnológicas de la empresa, con el fin de lograr un aporte de diseño industrial a  partir de un replanteo funcional y tipológico de diseño del termotanque.

Pero un hito fuera de lo común fue otro: recibir el llamado del Presidente de la Nación para adquirir un producto no le debe pasar a muchas empresas. Eso fue lo que ocurrió en julio del año pasado cuando Alexis Atem responde el llamado del Ing. Mauricio Macri solicitando información sobre el termotanque solar Energe, que fue finalmente instalado en la Quinta Presidencial, el 24 de agosto de 2016, con el fin de promocionar las energías renovables. Logro que precede y antecede muchos otros (ver recuadro Grandes Logros).

Cualquier familia puede adquirir los equipos solares para calefaccionar y contar con agua caliente en su casa. La ecuación inversión/gasto que hay que hacer (desde $24.000 para equipos de agua caliente) es positiva teniendo en cuenta que se alcanza hasta un 80% de ahorro mensual, en comparación con los equipos a gas.

Compromiso innovador

Utilizar energía solar para la calefacción de agua sanitaria representa un compromiso con el ambiente y con el futuro. Esto es lo que promovemos desde Energe”, indicó Atem.

Tenían un objetivo muy claro y los tres socios trabajaron incansablemente para convertir a Energe en un negocio de triple impacto. Sabían que la producción y ganar escala era todo un desafío, en una industria que no estaba instalada en el país, con know how nuevo y productos totalmente innovadores. Pero nada fue casualidad en Energe, y ser oriundos de Mendoza les permitió buscar soluciones innovadoras.

Así fue como se valieron de los conocimientos de personas que operan la maquinaria vitivinícola, incorporándolas a la producción, sobre todo en ciertos momentos de esta industria que tiene capacidad ociosa, teniendo en cuenta que es un recurso humano de altísimo valor agregado.

El sol, energía infinita y renovable

Además, del equipo que brinda agua caliente, Energe diseñó y produce: una ventana solar muy eficiente en ahorro para calefaccionar ambientes que requiere bajo mantenimiento y recupera el aire del ambiente sin necesidad de utilizar gas o electricidad; un equipo de climatización de piscinas que mantiene la temperatura del agua entre 27 y 30°, de instalación rápida y sencilla, y equipos combinados que proveen agua a tres circuitos: agua caliente sanitaria, calefacción central y/o piletas. “Es un equipo que nos permite sacar el máximo provecho solar a lo largo de año”, comentó Leonardo Scollo.

Y por último, energía eléctrica solar: equipos que sirven para generar electricidad a partir del sol, pudiendo ser utilizado tanto en lugares “con conexión a red” como en “sitios aislados”.

Pero los tres ingenieros, que además tienen formación de posgrados en ambiente de España y Alemania, fueron aun más allá y comenzaron a investigar hasta obtener productos aun más innovadores. Entre ellos, una torre solar, que brinda servicios de agua caliente y energía eléctrica en espacios públicos. Ideal para municipios sustentables, clubes, parques y grandes espacios con alto tránsito de peatones.

Otra de las innovaciones es luminaria para espacios públicos, mediante equipos con tecnología LED para calles, paseos, plazas, instituciones, etc. Son equipos autónomos con panel solar y batería incorporada, que permiten una iluminación blanca y potente.

¿Qué significa ser B para Energe?

Estamos convencidos que nacimos siendo B y luego conocimos que habían otras empresas que hacían lo mismo, y existía la posibilidad de certificar”.  Sebastián Perez agregó que “la motivación para certificar en Sistema B se origina por la importancia que tiene en la toma de conciencia colectiva, el impulso que brinda a las empresas comprometidas en un giro al consumo de energías renovables a niveles regionales, nacionales y globales, y al posibilitar el trabajo en red hacia economías sustentables”. 

Para Energe, al formar parte de las B Corp se “generan oportunidades de crecimiento mutuo, potenciando las capacidades de cada sector e impulsándolo para lograr un crecimiento sostenido que, de otra manera, es más complicado de lograr”. 

Hacia el futuro

Energe trabaja actualmente en el desarrollo, fabricación e instalación de sistemas solares térmicos para calentamiento de agua, piscinas, calefacción y energía para usos particulares, urbanos e industriales. Asimismo, promueve una incansable búsqueda de novedades en materia de aprovechamiento de energías alternativas, que permiten a la marca consolidarse por su grado de innovación. Se trata de productos fabricados en Argentina, con garantía de 5 años, servicio de post-venta nacional, resistentes a granizo, a aguas duras y grandes amplitudes térmicas, y su duración se estima en 30 años.

Pero los socios ya están pensando en el futuro. El principal desafío es llegar a un mercado más masivo, en el que cualquier persona pueda acceder a la energía solar, incluso fuera de las fronteras de Argentina.

En los próximos 5 años aspiran a ser referentes a nivel nacional y sudamericano en soluciones energéticas de fuentes de origen renovable. Lograr que cada vez más hogares tengan su equipo solar e incrementar el porcentaje de aporte de estas energías al consumo en Argentina, anhelando la salida al mercado latinoamericano. “A largo plazo queremos cruzar las fronteras de nuestro país y llegar al mercado chileno, uruguayo y brasileño en una primera instancia. Queremos entusiasmar a nuestros usuarios acerca de los beneficios de usar energía solar, con producción local descentralizada, generando empleos verdes”, concluyen los socios.

WRITE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *