Mi trabajo es un lujo

The Mani Spa

“Mi trabajo es un lujo”, así lo define The Mani Spa que utiliza este hashtag en cada una de sus comunicaciones on line. Y es un dato real: contar con la posibilidad de cuidar la belleza dentro del ámbito laboral es, sin dudas, un beneficio que toda mujer valoraría. De esto se trata The Mani Spa, la primera empresa social dedicada a brindar servicios de spa de manos y pies, en empresas y en eventos corporativos.

La falta de tiempo, la vorágine diaria de mamás trabajadoras y las obligaciones extra que comienzan luego de finalizada la jornada laboral son las principales causas por las que las mujeres no van a un centro de belleza (peluquería, casas de manicuría, spas, etcétera) a cuidar sus manos y/o pies. Este fue el puntapié inicial para que Valeria López desarrollara este proyecto.

Como sucede con algunos emprendimientos, The Mani Spa nació de una necesidad personal: contar con un servicio de manicuría y pedicuría al alcance, en cualquier momento y sin necesidad de trasladarse. “Es un servicio que me encanta, que me hace sentir bien. Sin embargo, me costaba encontrar el momento para hacérmelo. Me dí cuenta que esto nos pasa a muchas mujeres, que solemos postergar este tipo de actividades, priorizando nuestros momentos familiares, sociales o laborales”, explica Valeria.

Por otro lado, las empresas que contratan a The Mani Spa lo hacen dentro del paquete de beneficios que cuentan para sus empleados. Destinar espacios de ocio, de relajación, de juegos, incluso ahora de belleza, ya no son exclusividad de unas pocas compañías multinacionales, como Google. Las empresas comprendieron que sus empleados dedican la mayor parte de su día a producir valor. Por ello, para disminuir las tasas de estrés, contribuir a la generación de mayor productividad y creatividad, e incentivar un buen clima laboral es necesario brindar un contexto y situaciones particulares que ayuden, guíen y motiven a sus empleados en este camino.

La pata social

The Mani Spa es una empresa que prioriza contratar mujeres en situación de vulnerabilidad social para conformar su personal. Esta fue una decisión muy consciente de Valeria Lopez, su fundadora. Cabe mencionar que de acuerdo a la Dirección General  de Estadística y Censos (Ministerio de Hacienda del GCBA), la tasa de desocupación de las mujeres, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, asciende a 8.5%, según relevamientos del 2015.

No es el primer emprendimiento que Valeria genera. Junto a un grupo de socios tiene la franquicia de un restaurant. La pata social de The Mani Spa se origina en una experiencia gratificante de este proyecto anterior. La primera camarera, Adriana, provenía del Programa Reconstruyendo Lazos, una iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en la que adolescentes participan de espacios de capacitación y producción en el marco de la economía social solidaria (empresas sociales, fábricas, empresas recuperadas, cooperativas, espacios de capacitación, etc.), con el objetivo de realizar una práctica de trabajo y percibir una beca, durante el lapso de seis meses.

Adriana, que vivía en uno de los barrios de bajos ingresos de la zona, “fue la primera en su familia en terminar el secundario, se independizó económicamente, se casó y construyó su casa. Hoy es la encargada del restaurante, nuestra persona de mayor confianza y estoy convencida de que la independencia que obtuvo en su trabajo fue un factor clave para estos logros.” Inspirada en esta historia de éxito, Valeria no pudo imaginar a The Mani Spa como otra figura que una empresa que contribuyera a empoderar a las mujeres, a darles la oportunidad de encontrar independencia económica, de aprender y de ser libres.

El objetivo es que en este oficio de la manicuría encuentren -quienes lo deseen- el camino hacia la educación universitaria o hacia donde ellas quieran. Además, estoy convencida de que la mejor clase de empresa que se puede formar, es una empresa socialmente responsable y que es ese nuestro deber como emprendedores”, afirma, contundente, Valeria.

Su fundadora, tenía muy claro que The Mani Spa llegaría para solucionar un problema de prácticamente todas las mujeres en la actualidad, la falta de tiempo para cuidar y embellecer sus manos por: obligaciones, hijos, casa, pareja, trabajo y la lista podría continuar. The Mani Spa tiene una doble misión, por un lado, contribuir al balance entre vida personal y vida laboral, aprovechando al máximo un momento en el trabajo para poder dedicar el tiempo libre a las cosas que más valoramos. Y, por el otro, ser una empresa socialmente responsable: dar oportunidades de formación y empleo a mujeres en situación de vulnerabilidad. “Trabajar contentas y seguras, hacer lo que nos gusta y disfrutarlo”, concluye Valeria.

Info Institucional

The Mani Spa es una empresa social dedicada a cuidar y embellecer manos y pies in company y en eventos corporativos. Su fuerza de trabajo está compuesta por mujeres en situación de vulnerabilidad social, previamente capacitadas en la Fundación Muy Simple. The Mani Spa ofrece a sus empleadas, en muchos casos su primer empleo formal, la posibilidad de desarrollarse profesionalmente, en un espacio de trabajo contenido y con capacitación continua. En la actualidad, The Mani Spa ofrece sus servicios de manera permanente en Natura y en Globant. Además, desarrolló eventos corporativos de manicuría y pedicuría para Chicas en NY, Tupperware,Origin Software, Provincia ART, Campari, CRH Hansen, entre otras marcas y compañías.

Fundadora: Valeria Lopez

11 5017 1404

themanispa@gmail.com

www.themanispa.com

www.facebook.com/themanispa

@themanispa